Reseña: Metronomy – The English Riviera

Metronomy regresa con su tercer álbum de estudio The English Riviera, el disco tan ansiado y esperado por los fans y optimistas de la banda inglesa, por fin da luz al público siendo una grata sorpresa. Durante los tres discos la banda comandada por Joseph Mount,  ha tenido varios cambios musicalmente, así como la integración de nuevos músicos (Anna Prior, Gbenga Adelekan)  y la salida de la banda de Gabriel Stebbing. The English Riviera es un disco muy sincero que se aleja un poco de lo que ya nos tenía acostumbrados  Mount, obvio se encuentra el sonido característico, sin embargo es claro el cambio de un drum machine a el sonido acústico de una batería, es evidente como  Metronomy deja de ser un proyecto solista y se convierte en una banda; el nuevo sonido es más orgánico pues abandona la forma de grabación anterior que era atreves de una computadora y pasan a lo que es un estudio de grabación. Mount compuso este disco para recordar un poco el origen de tener una banda, las fiestas playeras, la tranquilidad de escuchar como una brisa azota las aguas del mar, el amor y sus experiencias cuando era joven en Devon y Torbay que es mejor conocido como The English Riviera;  todas estas cosas fueron las que lo inspiraron para crear música. Al parecer la intención de Joseph es la de invitar y demostrar al mundo que también hay lugares divertidos como las costas del oeste de USA en Inglaterra.

Las introducciones es una forma en la que a Mount le gusta presentar un disco  como en el caso del Nights Out y este disco no es la excepción, el disco empieza con “The English Riviera” tal cual una introducción que nos transporta a este paradisiaco lugar, en ella se escuchan samples de gaviotas y de la costa todo esto crea una atmósfera que da mucha tranquilidad, poco a poco se van presentando un dúo de violines  que en vez de intervenir en el ambiente, lo convierten en una pieza musical que va resolviendo de forma elegante a lo que será “We Broke Free”, esta canción     inicia con un bajo muy emotivo pues es tocado por Gabriel Stebbing antiguo miembro de la banda, Stebbing está presente en esta  canción y en “Everything Goes My Way” para después dejar en buenas manos el bajo.

 Si al haber escuchado “The Look” y “She Wants” no me bastado para darme cuenta de la nueva dirección de Metronomy, “We Broke Free” me lo recordó y acepto, yo ansiaba por escuchar de nuevo al Metronomy electrónico del Nights Out  o al excéntrico Metronomy del Pip Paine (Pay the £5000 You Owe) sin embargo este disco fue creciendo en mí y una vez desaparecido mi prejuicio vi a este disco con otros ojos, Metronomy paso a otro nivel, en este nuevo y mejorado proyecto reina la composición, tanto musical como en el ámbito de las letras.

“Everything Goes My Way” es la primera gran canción en el disco y trae consigo el primer dueto y colaboración de la banda, para esta canción  Roxanne Clifford vocalista de Veronica Falls presta su voz, la canción cuenta como revive una relación  después de un gran tropiezo y ahora todo es perfecto tal y como quiso la protagonista, la letra es reforzada con el hecho de que Mount y Clifford estén jugando con las voces. Después aparecen los dos primeros sencillos del disco, debo de resaltar  “The Look” que es sin duda una gran canción, para presentar la primera balada del disco “Trouble” que pone en un nuevo contexto el sonido de los 50’s de Tin Pan Alley.   

“The Bay” es la canción que se acerca al sonido del Nights Out pero “funky”, se podría decir que es la canción representativa de The English Riviera pues la letra de la canción es muy directa en cuanto al concepto que todo el disco lleva. Aquí la incursión del bajo y batería son un claro ejemplo de lo mucho que  aportan al nuevo sonido de la banda, además de que la composición de la canción tiene elementos armónicos complejos y poco usuales en la música pop, los cuales se pueden escuchar en la melodía principal, que está hecha a dos voces, muy parecido a la forma de cantar música popular, sin duda se convertirá en una de las favoritas del año.

La siguiente parte del disco es muy buena y está más orientada a una extraña mezcla entre el  sonido de la música  exótica de Martin Denny, el lounge primitivo de Juan Garcia Esquivel y el toque Ingles de Stereolab,  claro omitiendo “Corinne” que fácilmente pudo haber sido parte de la primera mitad del disco, por un lado “Some Written” tiene toques jazzísticos, y por otro lado la  última canción del disco “Love Underlined”  termina siendo más como experimento, inicia con un ritmo bastante curioso y en el transcurso de la canción reinan las texturas creadas por los sintetizadores y los sonidos incidentales de otras percusiones y efectos.

El disco conserva el sonido del antiguo Metronomy en los coros haciendo falsetto, en los sintetizadores con vibrato y en la forma tan peculiar de componer de Joseph Mount, la cual está llena de detalles que seguro un productor de música le habría quitado a la mezcla de cualquiera de sus grandes discos. Sin duda un disco que recordare el resto del año y de los que vienen.

  1. “The Englis Riviera”
  2. “We Broke Free”
  3. “Everything Goes My Way”
  4. “The Look”
  5. “She Wants”
  6. “Trouble”
  7. “The Bay”
  8. “Loving Arm”
  9. “Corinne”
  10. “Some Written”
  11. “Love Underlined”
Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Musica Chingona, Reseñas

Una respuesta a “Reseña: Metronomy – The English Riviera

  1. Pingback: Metronomy en México | Revista Pitch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s